miércoles, 18 de enero de 2017

LO QUE NOS INTERESA

Imprimir

La actualidad que más nos interesa no solo es española, porque sin ir más lejos ya conocemos la noticia de que ha sido detenido el terrorista que hace dos semanas decidió acabar con la vida de treinta y nueve personas que estaban de celebración en una sala de fiestas. También hemos conocido la valoración que hace Europa de los números con los que han acudido nuestros representantes sobre el déficit que arrastramos desde hace unos años, que por cierto no nos creen capaces de conseguir el objetivo que proponemos. En cuanto al Fondo Monetario Internacional, que es como un sube y baja que ni ellos mismos se ponen de acuerdo en sus valoraciones, ahora afirma que España alcanzará una décima más en las previsiones de mejora de nuestra economía. En octubre, no; ahora parece que sí. Ya veremos dentro de unos meses, concretamente seis, que es cuando volverá a diagnosticar cómo nos va, y qué nos cuentan. Lo que sí sabemos es que estos datos positivos, bien usados cuando de salir a los mercados se trata, nos permitirán desenvolvernos en mejores condiciones. La noticia, sin embargo, son los emigrantes, personas como ustedes y nosotros que se encuentran en unas condiciones de vida penosas, especialmente los niños, que nada tienen que ver en las guerras y los enfrentamientos que organizan los mayores, pero que son los más perjudicados del conjunto. Las imágenes televisivas nos ponen al día sobre su futuro y es entonces cuando comprobamos que en la práctica no tienen. El trabajo de las organizaciones sin ánimo de lucro, además de ser inmenso e intenso, es el que les permite al menos una comida al día. Lo de resguardarse del intenso frío es algo que aún no han conseguido y mucho nos tememos que será la llegada del buen tiempo lo que les permita vivir con algo de comodidad. Mientras, solo en España, cuatro empresarios tienen en su poder más dinero que el treinta por ciento de los ciudadanos. Y, oigan, no pasa nada.

En nuestro país, el primer juicio de la trama Gürtel camina con rumbo a la búsqueda de quienes se han quedado los millones robados, situación por demás difícil de la que ni los más convencidos esperan un resultado condenatorio y ejemplar. Por ahora lo que podemos comprobar es que habrá sido mucho el dinero sustraído, ciertamente, pero ellos y ellas disfrutan no solo de libertad, sino de un nivel de vida que para nosotros quisiéramos. Tampoco nos falta crítica contra la Casa Real, que para eso el rey emérito, que siempre ha sido muy suyo, no contó con que el tiempo acaba sacando a la luz pública hasta lo más escondido, como ha sido el caso de la actriz Bárbara Rey, que los medios de comunicación han dado pábulo a la noticia de que por lo menos quinientos millones de las antiguas pesetas le proporcionó el Estado para que guardara silencio. Así, entre el cuñado y la hermana, que deseaba fervientemente que acabara el juicio Noos para no volver a pisar este país,  y el padre y sus descuidados cortesanos, el rey Felipe no acaba de integrarse como esperaba en la sociedad, porque ya se sabe: según sea tu estirpe, así eres tú.


Finalmente, reunidos en la capital de España los presidentes y presidentas de las comunidades autónomas, reunión a la que han faltado los de Euskadi y Cataluña, que ellos son así y están cada vez más convencidos de que son los mejores del mundo mundial y que España les roba sin control, ahora se estudian las diferentes propuestas de cada una de ellas y no tardaremos en conocer el diagnóstico al que llegará el Gobierno, que ya ha adelantado que dinero no tiene y que habrá que abrocharse el cinturón. Por supuesto, ellos y ellas no; nos toca a ustedes y a nosotros lo de hacer nuevos agujeros. 

martes, 17 de enero de 2017

ADEMÁS DE LOPE DE VEGA, ANDÚJAR TIENE MÁS CALLES

Imprimir


Los derechos ciudadanos, de hecho, en muy pocas ocasiones no son respetados. Deben darse infinidad de circunstancias e infinidad de contratiempos para que sus demandas no sean escuchadas, afirmación que debía servirnos para concluir que de lo que en realidad se trataría es de reclamar siguiendo los cauces apropiados, plantear en donde corresponda la necesidad de la demanda y el supuesto beneficio que tendría para la comunidad, además de tener paciencia y de obtener de quien nos atienda la seguridad de que nuestra petición será atendida. Lo de quejarse porque a otros vecinos sí se les ha escuchado, mostrar envidia en donde solo hubo unidad y perseverancia, no solo nos presentará ante los demás como gritones desaforados, sino que es muy posible que hasta perdamos la oportunidad de conseguir lo que necesitamos. 

No es nuevo que la calle Lope de Vega ha resultado un éxito para todos, especialmente para los allí residentes, pero también deberíamos conocer la trayectoria seguida por estas vecinas y vecinos a lo largo del tiempo que mantuvieron sus quejas ante los responsables municipales, y comprobar la realización de la obra desde el principio y hasta el final, para llegar a conclusiones justas. Sin embargo, desde el momento en el que los medios de comunicación nos hicimos eco de la buena nueva, no han faltado críticas mostrando una realidad desproporcionada y no menos culpando a la intervención municipal de todos sus males. Para algunos, que la nueva dirección ha multiplicado peligrosamente el paso de vehículos por la suya; para otros, que si era necesario eliminar el ruido de esta vía para pasárselo a otra. Tampoco echamos de menos los que se preguntan por la categoría de las calles ni quienes reclaman que todo debería ser como antes. Quizá todos lleven razón, porque a nadie le gusta que de la noche a la mañana le cambien las costumbres o le añadan más presión automovilística a la calle en donde ha vivido siempre y que antes les permitía descansar. Creemos, no obstante, que se equivocan quienes deciden expresar sus dudas allí donde se les permite, ya que ninguna ventanilla mejor que la del propio ayuntamiento para encontrar la respuesta que se busca. Lo que sí se debe hacer es acudir documentado, con procedimientos viables y mostrando la realidad que les preocupa y condiciona, y a partir de ese momento, una vez obtenido el compromiso del responsable del área, todo será más sencillo y realizable, si es que es posible. Los ciudadanos contamos con una excepcional ayuda entre la clase política en general y quienes nos gobiernan en particular.

Perder el tiempo en criticar lo que mañana puede ser atendido como demandamos no resulta para nada rentable para nuestro proyecto, y debe evitarse en beneficio de un mejor entendimiento entre quienes desean mejorar su entorno y entre quienes pueden realizarlo. Los que andan con la escopeta cargada buscando presas a las que destripar y obtener provecho político, es decir, los que tiran la piedra y luego esconden la mano, especie muy extendida entre nosotros, por cierto, solo tienen un discurso y unas intenciones claras: desgastar a su oponente y echar toda la tierra que puedan a su trayectoria. Que nosotros sepamos, en ningún momento nuestro Ayuntamiento ha optado por el cambio en la dirección y el arreglo de Lope de Vega porque sí. Al contrario, hubo una presión ciudadana en toda regla, con insistentes cortes de tráfico, con declaraciones vecinales educadas, unión vecinal a toda prueba y férreas convicciones. Ese es el camino. Esa es la realidad de que hoy Lope de Vega sea una vía de comunicación con una circulación aceptable, más segura y silenciosa. Ellas y ellos han abierto el camino. Ahora les toca a quienes puedan justificar su necesidad.  

lunes, 16 de enero de 2017

FITUR, ESPERANZA TURÍSTICA

Imprimir


Fitur, que ya saben ustedes que es el encuentro más importante que se desarrolla en nuestro país con el turismo como justificación, que demanda millones de euros para su celebración y que mueve a miles de personas a su alrededor, destacando de entre ellas a los profesionales del turismo de todo el  mundo, nos convoca en la capital de España este fin de semana, concretamente del 18 al 22. Nosotros, Andújar, volveremos a estar presentes con lo nuestro, con lo poco o mucho que tenemos para mostrar y compartir con quienes quieran venir a visitarnos, y deseamos fervientemente que triunfen las ideas que nuestros representantes han puesto a disposición de la organización que encabeza la Diputación provincial. Evidentemente, se trata de una enorme posibilidad de ganar mercado turístico en una situación de aparente bonanza económica que nos serviría para implantar nuestras bondades en un entorno muy especializado, aunque asumamos que nos falta la infraestructura mínima necesaria para ni siquiera plantearnos entrar a formar parte de las ciudades de la provincia que desde siempre han creído en sí mismas y han luchado con todas sus fuerzas para conseguirlo, como sería el caso de Úbeda o Baeza. Desde luego, evitar los tópicos que entre todos hemos ido añadiendo a lo largo de los años al escaso patrimonio que poseemos, quizá nos devolviera el sentido común y aplacara las circunstanciales euforias con las que solemos expresarnos en cuanto tenemos oportunidad, especialmente las relacionadas con la gastronomía. Sí, porque contamos con unos fogones de extraordinaria capacidad inventiva gestionados por extraordinarios profesionales, pero luego, en el día al día, y la ruta de la tapa que aquí celebramos cada año es una buena referencia en la que apoyarnos, difícil será que superemos el lomo a la serrana, la carne de monte o el conejo al tomillo.

¿Y por qué este ejemplo? Sencillo: porque volveremos a echar mano del parque natural Sierra de Andújar, del puente romano, de los templos religiosos, de la plaza de España y de Andújar Flamenca para intentar atraer la atención de los más inquietos y decididos viajeros. Mientras, la realidad nos sobrepasa y nos devuelve al punto de inicio. El recinto del parque sigue siendo un bunquer en manos de particulares que no permiten su permeabilidad; nuestro patrimonio arquitectónico se recupera con enorme dificultad, los accesos por carretera son penosos y muy peligrosos, del ferrocarril mejor no hablar porque nos obligaría a mostrarnos algo más que irónicos… Por supuesto, no faltará quien informe sobre nuestra envidiable situación geográfica, sobre nuestro aceite (que por cierto no tenemos por costumbre buscarle un hueco en las muestras en las que se buscan apoyos de los profesionales catadores), o sea, más de lo mismo. Para nosotros, lo de echar mano de la teta que nos proporcionan las Administraciones ya vamos tirando, pero de esfuerzos, de imaginación puesta al servicio de un bien común, de crear para diferenciarnos de los demás, de ofertar originalidades, más bien poco.


Fitur volverá a citarnos y allí estaremos. Ojalá que los que nos representen, y les recordamos que no son solos políticos, merezcan el título y su comportamiento nos muestre como una ciudad dispuesta y preparada para afrontar retos de importancia. Los tópicos solo sirven para mantener viejas estructuras sin futuro y a personas incapaces de valerse por sí mismas. Andújar, por su importancia geográfica, por su población, por su historia y porque se ha ganado un futuro mejor a base de golpes bajos, bien merece una oportunidad en donde tanto dinero se mueve y en donde también el turismo de interior vale su precio en oro.      

viernes, 13 de enero de 2017

EL USO Y EL MANTENIMIENTO DE LOS VEHÍCULOS, MÁS CARO

Imprimir

La subida de los carburantes no ha venido sola, ya que la electricidad, el gas, el alcohol, el tabaco, entre otros, suponen un desembolso añadido casi obligatorio a los que debemos hacer frente para seguir adelante con algo de dignidad, que ya sabemos que, mermados económicamente, perdemos una importante capacidad de maniobra en la calle. Una buena decisión sería aparcar el coche más tiempo de lo que lo hacemos actualmente, puesto que nos serviría para recuperar el aliento y, ya de paso, conseguir la forma física en la que tanto insiste nuestro médico de familia cuando vamos a la consulta. Por supuesto, la subida de algo tan necesario como las gasolinas y los gasóleos para el movimiento de los vehículos repercutirá finalmente en todo aquello que necesite ser transportado, ya sea por carretera o por ferrocarril. La cadena se ha engrasado convenientemente y ahora de lo que se trata, como hemos tenido oportunidad de decir en otros comentarios, es de pagar las deudas que el Estado firma con nuestro consentimiento, aunque no necesite de nuestra firma y ni repajolera falta que le hace nuestra conformidad. Pronto, por otro lado, nos llegarán las buenas nuevas desde Tráfico, que para eso se prepara concienzudamente en la confección de las nuevas tarifas que nos cobrarán por circular. Ya saben: con la justificación de la alta siniestralidad como excusa, ¡todos a pagar! Eso sí, nada de revertir el dinero recaudado por  multas en donde tanta falta hace, es decir, en las carreteras. Ese es un capítulo del que nadie quiere responsabilizarse y sobre el que el Ministerio de Fomento, que estrena nuevo mandamás, se ha pronunciado con contundencia y  avisándonos de que, mientras se mantenga al déficit, que nos olvidemos de la inversión pública.

En cuanto al aumento de la accidentalidad con respecto al año pasado, que es una realidad contrastada que necesita de un revulsivo que debería protagonizar el colectivo de automovilistas, el Estado debía poner a disposición de este importante asunto algo de imaginación y no acudir sin más al aumento del montante de las denuncias o a la creación de nuevas transgresiones de las Normas en vigor. Comprobado está que de esta forma no conseguirán enderezar el camino escogido por millones de conductores y que ha permitido que, a lo largo de diez años, el descenso de la accidentalidad haya sido tan importante y tan mantenido. Mantener alejado el Código de los centros escolares, especialmente a edades concretas, sigue siendo la asignatura pendiente que hasta ahora nadie se ha atrevido a incorporar en busca de futuros conductores concienciados y profundos conocedores de la realidad con la que se enfrentarán cuando cumplan la mayoría de edad. Seguir como estamos, permitiendo que los jóvenes puedan obtener su permiso de conducir en poco más de un mes de clases aceleradas y limitadísimas en el conocimiento, es un error que por el momento nos está costando un alto precio.

Mientras desde el Gobierno, sea el que sea, no se decida trabajar a fondo en la consecución de un aprendizaje exhaustivo y unas pruebas acorde con lo que pretende aprobar el alumno, el futuro del tráfico seguirá empeorando. Habrá años en los que la curva de la accidentalidad descienda y otros en los que se mantenga, pero si no se interviene con responsabilidad, si no se decide con la contundencia que exige el tema, de poco servirán las imposiciones que nos lleguen desde la autoridad responsable del área. De lo que estamos convencidos, y si no salgan a la carretera, es que el miedo a la retirada de puntos y las cuantiosas multas que se imponen, se ha perdido

jueves, 12 de enero de 2017

COSAS DE BANCOS SAQUEADOS

Imprimir

Como de sobra saben, tenemos políticos, instituciones, organismos varios, subdirecciones generales y autonómicas, subsecretarios de secretarios, viceministros de ministros, tribunales de Justicia y de Cuentas, y un gobierno democrático elegido por votación popular, que es quien gestiona la totalidad del Estado. Pues bien, con todos estos políticos y funcionarios en nómina, -¡y con qué sueldos, señores!- aún no hemos conseguido que se devuelva a la ciudadanía la totalidad de la deuda acumulada por la banca luego de la crisis económica que ella misma ha generado y que ha necesitado de casi setenta mil millones de euros superarla. Ahí es nada, setenta mil millones de los que habremos recuperado no más de tres mil, que se dice pronto. Y más teniendo en cuenta que, al mismo tiempo, estos mismos bancos rescatados, con toda desfachatez y descaro, echan de sus viviendas a las personas que no han podido pagar la hipoteca que firmaron con ellos. La realidad de nuestra bancarrota se debe al robo y despropósito que se ha producido a lo largo de los años en las entidades bancarias que han necesitado de nuestro dinero para reflotarlas. Eso sí, mientras, el Banco de España mirando para otro lado.

Bankia y sus consejeros son un buen ejemplo de organización criminal con fines definidos, de saqueo continuado del dinero de sus clientes. El juicio que se sigue contra Blesa y sus consejeros, conocidos como los nueve magníficos por la cantidad sustraída y el uso indiscriminado que han realizado de las tarjetas negras, parece que acabará con ellos en prisión con doce o catorce años a sus espaldas, que es lo menos que se puede pedir para quienes sencillamente se lo han llevado caliente y a la luz del día. Por supuesto, luego de dejar en la ruina a miles de preferentistas y precarios de salud. Naturalmente, a la pena de cárcel que acabará fijando el tribunal que los juzga deberemos de añadir la devolución del dinero robado, no sea que luego, cumplida la mitad de la sentencia o por buen comportamiento, salgan a la calle y dispongan del dinero con absoluta libertad. El Banco de Valencia, la Caja de Ahorros del Mediterráneo, la de Castilla-La Mancha, entre otras entidades, también han contado con despilfarradores especialistas en saqueos. Lo extraño de todo esto es que hayan tenido que pasar años para que hayan sido puestos a disposición judicial, y, al menos por ahora, siguen en la calle como si tal cosa y manteniendo su alto nivel de vida. Y decimos extraño porque, de haberse tratado de ciudadanos de a pie, es decir, como ustedes o nosotros, nos hubieran empapelado hace tiempo.


El tiempo y la Justicia, por cierto, se encargarán de desenmarañar la tela de araña que han tejido estos arquitectos de las finanzas, pero lo que se vislumbra no es precisamente para alegrarnos. El hecho de que, como les decíamos, se hayan recuperado a estas alturas solo dos o tres millones de euros de tamaña cantidad invertida en la recuperación de la banca saqueada, ya anuncia sus verdaderas intenciones. Por supuesto, con la anuencia del Gobierno, que es quien está obligado a exigir lo que es de todos. Mientras, algunos de estos bancos vienen repartiendo dividendos entre sus accionistas porque sus resultados han sido positivos, cuando lo primero que deberían de hacer es devolverlo a quien se los prestó. ¿O fue regalado? Que nos contesten pronto y podamos recuperar el sueño, especialmente los que perdieron sus imposiciones a plazo fijo y que, a la mayoría de ellos, los han abandonado en plena calle con una pancarta en la mano exigiendo justicia… ¡Para morirse… de pena!  

miércoles, 11 de enero de 2017

LA PACIENCIA, MADRE DE LA CIENCIA

Imprimir

A falta de los últimos retoques, que se están dando por cierto, en los alrededores de la calle Lope de Vega, de momento podemos afirmar que la misión está cumplida por parte de la Concejalía de Obras y Servicios. Y si el responsable político ha estado a la altura, no digamos nada del comportamiento de los usuarios habituales de esa vía, que han estado meses circulando, no sin dificultades, por otras calles del entorno sin rechistar y asumiendo el papel que les tocaba interpretar con toda precisión y generosidad. También los vecinos han contribuido a que el resultado sea esplendoroso, con mucho menos ruido y con anchura de seguridad en las aceras laterales de la totalidad de la vía. Es decir, lo que demandaban y para lo que trabajaron sin descanso hasta su consecución, porque la particular historia de esta calle tiene mucho que ver con el esfuerzo y la entrega en su ejecución de ellas y de ellos, que se enfrentaron al poder y a la sinrazón con todas las consecuencias. Lope de Vega podemos asegurar que su actual estado responde a la exigencia colectiva, ponderada, justa y muy necesaria para la estabilidad psicológica de quienes allí residen, luego, eso sí, de no pocos contratiempos, desilusiones y empecinamientos de quienes no los entendieron desde el primer momento y situándose en su contra, como si lo que pedían no se lo merecieran.

Ahora, cuando todo alrededor de esta vía de comunicación comienza a normalizarse y los automóviles circulan con desahogo y seguridad, cuando el ruido ha descendido a cotas más que asumibles, ¿a qué conclusiones habrán llegado los que se situaron frontalmente en contra del proyecto, llegando incluso a amenazar a quienes no estuvieran en su posición? ¿Qué habrán hecho con sus mentiras cuando juraban que la calle Verbena sería de doble dirección? Aceptable es que las dudas se expongan y se planteen allí donde puedan ser escuchadas y valoradas; lo de optar por el escándalo, por la confusión, por la mentira, es evidente que no conduce a nada. Bueno, sí, lleva a quienes así entendieron la nueva Lope de Vega como la ruina de la ciudad al paredón del ridículo, ya que no se han cumplido ninguna de sus agoreras previsiones y parece, aunque tendremos que esperar unos meses, que la decisión municipal ha resultado exitosa si tenemos en cuenta el infierno que han superado, luego de muchos años, los residentes en esa calle.


Superado el segundo reto en importancia anunciado desde el Ayuntamiento como proyectos a consolidar desde el inicio de la legislatura, queda por concluir el otro, que también fecha de caducidad y que no ha sido cumplido por razones técnicas más que justificadas. Santa Marina estaba en unas condiciones estructurales realmente penosas y, lo que es peor, a punto de caerse sobre sí misma. La información de la que disponemos y que compartimos con ustedes nos anuncia que disfrutaremos de su cobijo para el mes de abril, fecha en la que, como sabemos, ha venido siendo utilizada especialmente para el desarrollo de los actos del pórtico de romería. De cumplirse las previsiones, Andújar recibirá un edificio ubicado en el centro de la ciudad que le permitirá lucir su personalidad en toda su dimensión y su capacidad organizativa para las propuestas más atrevidas. Recuperar Santa Marina era un reto económico y técnico de este equipo de gobierno y que esperamos disfrutar en poco tiempo. 

martes, 10 de enero de 2017

CRISIS POLÍTICA

Imprimir

Los partidos políticos inician el año en condiciones de variabilidad emocional incontrolada, que podrá parecer todo lo sofisticada e impertinente que quieran la dichosa frase, pero es la realidad. Y si no, observen al Partido Socialista Obrero Español, que hasta le ha salido una sucursal próxima a la central. Parece que Ferraz se le ha quedado pequeña a los pedristas, y ahí los tienen, decididos a concentrar sus fuerzas en un lugar en donde los integrantes de la actual ejecutiva no tengan cabida ni sepan de sus intenciones. Los que en su día no valoraron convenientemente la fuerza y la estrategia de Pedro Sánchez en el partido, ahora buscan salidas airosas que permitan que todo vuelva a ser como antes y de esta forma asegurar la convocatoria al máximo nivel de febrero con todas las garantías. Tampoco lo tiene claro Susana Díaz, la presidenta andaluza, que ha sido postulada por la mayoría de sus compañeros como la próxima secretaria general y ella sigue haciendo oídos sordos a la llamada, o al menos lo disimula muy bien. También Micaela Navarro ha salido perjudicada de esta profunda crisis socialista, fundamentalmente porque los puristas no vieron con buenos ojos que, ostentando la presidencia del partido, no se abstuviera y optara por votar a favor de los postulados de la gestora. Serán cosas de la política y de quienes la gestionan, pero que quede claro que este tipo de situaciones no gustan en la calle, que entre la ciudadanía lo que importa es que allí donde el objetivo debía ser su bienestar, se pierda el tiempo en discusiones y luchas de poder.

De hecho, es lo mismo que les está ocurriendo a Podemos, que se han enzarzado en una batalla campal por quedarse con el bastón de mando de la coalición y que tiene un futuro muy negro, y, para más inri, en público, lo que le añade un carácter muy parecido a las peleas de los recreos en los colegios. Sólo faltaba ver en televisión un vídeo con el señor Iglesias asegurando que le hablaba el leño que le ardía en sus manos pidiéndolo sosiego y entendimiento, para que las especulaciones sobre su estado mental hayan corrido como reguero de pólvora. La realidad es que los conocidos como los tres mosqueros, o sea, Echenique, Iglesias y Errejón, luchan por lo mismo, lo que, sintiéndolo mucho, nos obliga a deducir que son tan casta como el que más. Lo podrán adornar como quieran, pero la situación que les mantiene enfrentados la conocemos desde hace años, lo mismo que ocurre con algunos de sus militantes, que en tan poco tiempo han aprendido a tomar decisiones criticables, a meter la mano donde no debían y a recibir prebendas de todo tipo. Unos cuantos han sido expulsados, como no podía ser de otra forma, pero todo indica que tendrán que controlarse más a sí mismos y no tanto a los demás si quieren mantener sus  arengas sobre honestidad.


Y no digamos nada sobre la CUP y Juntos por el sí en Cataluña, que vienen anunciando su ruptura desde hace meses por el dichoso sí o no del referéndum. Para los primeros, sí y sí; para los segundos, sí, pero con condiciones. Como solemos decir por aquí cuando tratamos de analizar una situación tan compleja y con tan poco futuro, estamos convencidos de que estos interesados socios acabarán “como tres por dos calles”. Cuando la unión solo se justifica por el interés, porque las ideologías de las partes son radicalmente diferentes, la convivencia es imposible y el resultado el divorcio. Ya veremos.