viernes, 24 de marzo de 2017

DOCUMENTACIÓN OBLIGATORIA

Imprimir

Al principio, a todos nos ocurre lo mismo, es decir, que cuidamos hasta el último detalle que necesite o pueda necesitar nuestro coche: que si la limpieza, cuidado exquisito de no  rozarlo ni que le hagan daño, buscando las plazas de aparcamiento más seguras, lavarlo al menos una vez a la semana por dentro y por fuera, etc. Algo parecido hacemos con respecto a la documentación que debe viajar con el coche allá donde vayamos. En la guantera lo tenemos todo perfectamente colocado, distribuido de forma que, en caso de ser reclamado algún documento por la autoridad competente, lo tengamos a mano… En poco tiempo, sin embargo, comienzan a acumularse una serie de papeles que nada tienen que ver con lo que realmente nos debe importar: que si el tique de la gasolina, o el de la tarjeta de crédito, los pañuelos para las manos, la música y todo aquello que quepa en ella y que nos estorbe, siendo conscientes de que lo que esté a la vista y pueda llamar la atención de los amigos de lo ajeno, influye decisivamente en la integridad de nuestro coche. A los cacos lo que menos les importa es el daño que le puedan hacer y sí llevarse lo que hay dentro.  

Nuestro consejo, volviendo a qué papeles deben acompañarnos en el coche cuando lo pongamos en marcha, el primero desde luego es el permiso de circulación, en donde podemos leer los datos técnicos del automóvil, de qué tipo es, su potencia, número de bastidor, cilindrada, fecha en la que lo matriculamos y los datos del propietario. En el supuesto de que se nos haya olvidado o extraviado, que todo puede ocurrir, solicite una copia en la Jefatura de Tráfico correspondiente, porque de otra forma la sanción económica será de 500 euros y no están los tiempos para dispendios de este tipo. Aunque no sean obligatorios, sepan que el impuesto municipal de circulación y el seguro del vehículo no ocupan prácticamente espacio y siempre es mejor, por más rápido, el mostrarlo al agente que nos lo reclame. Les informamos de que en caso de no disponer del seguro obligatorio, que es lo mínimo que se exige para que el automóvil pueda circular, Tráfico les  sancionará con una cuantía económica que puede ir entre 600 y 3.000 euros, a lo que deben sumar que el coche quedará inmovilizado hasta que aporte la documentación que se le reclama.

Ya puestos, se entiende que lo del permiso de conducir es imprescindible sea obligatorio, además de que le quede algún punto que le permita usarlo. Sin embargo, la sanción en este apartado no tiene mayor importancia en caso de no lo llevar consigo, pero sí poseerlo y demostrar que lo posee legalmente; en caso de que esté pasado de fecha y no haya sido renovado, la sanción será de 200 euros. Finalmente, si es cazado sin carné o éste caducado, el montante económico será de 500 euros. En cuanto a la ITV, debemos llevarla en vigor porque los agentes de Tráfico pueden obtener de su contenido información tan importante como dimensiones, neumáticos, consumos y emisiones, o cualquier alteración de las características técnicas a las que lo hayamos sometido, además de confirmar que el automóvil ha superado las pruebas a las que lo han sometido. Por cierto, recuerden que la pegatina que acredita que hemos acudido a la ITV debe colocarse obligatoriamente en la parte superior derecha del parabrisas. De no ser así puede ser sancionado con diez euros y si la tiene caducada será de 200.


jueves, 23 de marzo de 2017

PEREGRINOS DEL ALBA

Imprimir

La peña Peregrinos del Alba ha vuelto a demostrar que cuando se quiere, se puede; que cuando se trabaja desde el más profundo de los convencimientos, el resultado siempre es positivo. En el caso concreto de la decimotercera edición de su anual subida al santuario para los jóvenes, el éxito les ha vuelto a sonreír y podemos afirmar, sin atisbo de duda, que lo han conseguido. Antes, con meses de anticipación, los componentes de este grupo de amigos han trabajado duro para conseguir que la intendencia, la ruta como tal, el equipamiento distintivo de los andarines y el resto de complementos que demanda una ascensión de este tipo, con la infinidad de contratiempos que suelen aparecer ya en el camino, se hayan solventado sobre la marcha. Agradecidos que son, para ellos el comportamiento de quienes les ayudan a encontrar los bocadillos, el agua y el habitual y ansiado desayuno en San Ginés, que tanto ayuda a los no iniciados a recuperar fuerzas, lo anteponen a cualquiera de sus esfuerzos. Desde el Obispado al Ayuntamiento, pasando por gentes generosas y desconocidas, y firmas comerciales que aportan su esfuerzo para equipar a tanto peregrino, la peña, sus integrantes, no dejan de agradecerles su inmenso cariño hacia sus propuestas desde que en el seno de la asociación tuvieron la idea de organizar anualmente una subida al santuario para jóvenes.

La consecuencia más inmediata, sin duda que lo que ocurrió en la basílica-santuario el domingo por la mañana, con miles de peregrinos ocupando todo el espacio disponible, miles de necesidades de todo tipo paliadas por los establecimientos y las gentes de la zona, y que el aspecto que ofrecía el bendito paisaje estuviera más en consonancia con la propia romería que con un domingo de marzo. Si tenemos en cuenta que, a la par y sin cita previa con los romeros, ante la patrona se presentaron también los representantes de peñas y hermandades de otras ciudades que celebraban su encuentro anual con la Morenita, se entiende que tal número de personas aportaran no solo la pasión y el amor por la Virgen de la Cabeza propio de quienes lo han demostrado caminando hasta sus plantas de la patrona, sino una estampa repetimos más propia del último fin de semana de abril.


La peña Peregrinos del Alba confirma con su convocatoria y la organización de un evento de características tan particulares, que el trabajo que queda por hacer es mucho y que el resto de peñas no acaba de entregarse a algo más que no sea ascender al santuario en carreta una vez el año. Afortunadamente, Peregrinos del Alba no están solos, porque son cientos las personas que, ligadas a otros romeros con mucha historia a sus espaldas, mantienen viva la llama de la pasión y la devoción por la Virgen de la Cabeza. No obstante, se debe ir más lejos, iniciar y consolidar nuevos proyectos y compartirlos con las gentes de buena fe que se apasionen por nuestras creencias y nuestra historia. El hecho de que, como mínimo, cinco mil jóvenes hayan recorrido por el camino viejo la distancia que nos separa de la basílica-santuario y que al llamamiento respondan más jóvenes peregrinos que en ediciones anteriores, debe entenderse como un excepcional trabajo de evangelización, de una tarea dura desarrollada con la exclusiva ayuda del esfuerzo de quienes se implican en la organización de un encuentro que, por su número, por la falta de información de muchos de los que acuden a la llamada y a veces hasta por el inadecuado equipamiento personal de algunos de ellos, no deja de ser una gran aventura. El que haya salido bien un año más, el que la logística de la travesía haya cumplido con rigor lo previsto y el hecho de que estos días entre los jóvenes de la provincia no se hable de otra cosa, nos debe servir para agradecer a la peña Peregrinos del Alba y a quienes les hayan ayudado,  no solo su esfuerzo, sino su gran amor por la patrona. Y todo porque ante actos de tanta magnitud, tan trascedentes, si no existe pasión y amor, sencillamente no son posibles realizarlos.                   

miércoles, 22 de marzo de 2017

YO, VOTO POR LAS FOTOS

Imprimir

Hace tiempo que solemos ver en los diferentes sistemas de comunicación generados por las nuevas tecnologías un texto, una opinión, que nos llamó la atención desde el principio y que hoy queremos compartir con todos ustedes con el objetivo de que llegue a cuantas más personas mejor. Extender y compartir su contenido supone sacar las conclusiones que a cada uno se nos ocurra, aunque, teniendo en cuenta cómo está la cosa de la corrupción y la clase política, estamos convencidos de que acabarán saltando chispas. Aunque serán muchos los que hayan tenido la oportunidad de leerlo en alguno de estos sistemas a los que nos referimos, no queremos dejar pasar la oportunidad de compartirlo con los que no lo conocen. Por otro lado, concluir con que entendemos se trata de una reflexión elemental de un o una ciudadana harta de tanto imputado y condenado por corrupción mientras nuestros gobernantes siguen mirando para otro lado olvidándose de su responsabilidad.  

La conclusión a la que llegamos sobre a quién se le ocurrió escribirlo e incorporarlo a las redes sociales es que responde a una persona harta de mensajes no precisamente subliminales, sobre que el país somos todos o que el dinero de todos es para compartirlo entre todos. Así, se preguntaba: si se ponen imágenes de muerte en los paquetes de cigarrillos con la intención de que dejemos de fumar, que lo vemos bien y que seguro que está siendo positivo, ¿por qué al mismo tiempo no ponen fotos de niños obesos mórbidos en envases de establecimientos de comida rápida? Es posible que los propios menores y desde luego la familia tomaran conciencia de una realidad que daña la salud de los menores y sobre la que por el momento nadie abre la boca. Pero va más lejos nuestro anónimo informador y nos dice que ¿por qué no ponen fotos de animales torturados en productos cosméticos? Ya puestos a ser sinceros, hágase lo mismo con las industrias que necesiten de esta práctica para producir sus fabricados. Y se vuelve a preguntar:  ¿Por qué no ponen las fotos de las personas que fueron víctimas de conductores que conducían borrachas, en las botellas de cerveza, vino, ron o cualquier otro tipo de bebida? Finalmente, clava la puya donde más duele y exige que, ya puestos a ser sinceros, y para justificar de verdad que se vela por nuestra salud, ¿por qué no ponen las fotos de los políticos sinvergüenzas, deshonestos y ladrones disfrutando de nuestro dinero en el mismísimo sobre de la declaración de la renta? Estaría bien eso de pararte a mirar las fotos, por cientos, de los que se han llevado nuestro dinero casi al mismo tiempo que desde el Gobierno nos llega el mensaje de que Hacienda somos todos.

Puestos a valorar lo que más daño nos hace, por supuesto que, psicológicamente, lo de las fotos de los corruptos supera con creces a cualquiera posibles enfermedades de las expuestas, y más teniendo en cuenta que de todas las anteriores te puedes quitar con más o menos esfuerzo, pero lo que es evidente es que de los ladrones de guante blanco no va a ser tan sencillo porque están incrustados como lapas allí donde se puede robar y no están por la labor de abandonar dedicación tan rentable. Con respecto al resultado obtenido por este original y certero mensaje, aún no se ha calculado. Ahora, eso sí, está sirviendo para que muchos ciudadanos se conciencien de lo que ocurre a su alrededor, y si pernicioso para la salud es consumir productos poco aconsejables, lo de tener en nómina a tanto canalla la verdad es que es insostenible.  

     

martes, 21 de marzo de 2017

VERGÜENZA Y RABIA MAL CONTENIDAS

Imprimir

Repasando nuestra historia más reciente, comprobamos que no somos mucho de apoyar; que sí que estamos al lado de la necesidad, pero que no acabamos de entender como merece lo de todos a una. Si acaso, y como hito en el camino, la consecución del hospital, hoy una realidad y hace unos años una necesidad más que justificada. De hecho, tuvo que fallecer en la carretera una vecina nuestra para que saltara la chispa de la solidaridad y conseguir lo que tanto nos urgía. Desde esa fecha hasta ahora, que nadie crea que no se ha necesitado de todas y de todos en causas justificadísimas y, sin embargo, la respuesta no ha sido la adecuada. Es el caso de los afectados por las inundaciones del río Guadalquivir, que son personas hijas y vecinas nuestras que vienen demandando el apoyo social desde hace años y que solo en escasas ocasiones han sido capaces de colocar detrás de su pancarta reivindicativa a unos cuantos cientos de personas. Solo por esto se entiende el casi desprecio con el que trata su problema la clase política con responsabilidad en el asunto. El actual equipo de gobierno de nuestro Ayuntamiento, que desde el primer día de su gestión asumió que Andújar tenía un problema con el río y que era urgente su solución, ha sido el único que hasta ahora ha  dado la cara ante el resto de las Administraciones, o sea, Diputación y muy especialmente la Junta de Andalucía, porque el Gobierno central ya sabemos que hace y hará todo lo posible por parar las reclamaciones, que no otra determinación ha tomado. La actitud de la Junta es lo que más nos llama la atención de todo este caso, ya que, quiera o no quiera, es su problema y no lo asume porque o no sabe o no quiere o porque le viene grande.

Unos hijos de Andalucía están viviendo unos años malísimos que no deseamos ni a nuestros peores enemigos y hasta ahora comprobado está que no han ido más allá de firmar alguna que otra declaración verbal, nunca por escrito, y algún que otro postureo para las cámaras televisivas sin mayor trascendencia. La vergüenza y el desprecio con el que son tratadas estas personas por parte de nuestros parlamentarios en Sevilla es denunciable de todas, todas, y en eso están precisamente en estos momentos, en hacer sonar las alarmas que genera el agotamiento, el no va más, el ya no soportamos más presión y hasta aquí hemos llegado. A partir de ahora, lo de hacerse visibles será una consigna con la que enfrentarse a una situación injusta por demás y asumiendo de antemano las consecuencias que se deriven de todos sus actos. Treinta años de sufrimiento y a duermevela cuando cae el agua de lluvia son demasiados para que los soporten los humanos y no reciban ayuda de ningún tipo. Es más, coincidiendo con otros gobiernos municipales, más rechazo que otra cosa. Pero ahí los tenemos, decididos a recuperar lo que en justicia les corresponde y que  el agua se llevó de sus propiedades.


Entre la Junta de Andalucía, Endesa y el Gobierno de la nación y su brazo armado para este tipo de situaciones, que no es otro que la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, está la solución. Aunque la semana pasada se confirmó oficialmente que la presa de Marmolejo, en manos de la eléctrica, es la causante de las inundaciones (que para eso se desplazaron integrantes del gobierno municipal, con el alcalde al frente y la subdelegada del Gobierno en Jaén, a Madrid). Con todo a favor de la solución de las inundaciones, aún no llegamos a entender cuán de fuerte debe ser el peso de la empresa privada sobre las Administraciones para que se muestren incapaces de exigirle que repare lo que ha roto. En principio, es evidente que se trata de una consecuencia negativa más de las puertas giratorias. Pero hay que ir más lejos, y no otra cosa quieren los afectados. Miren, cuando se acumulan tantos años reclamando lo que se sabe que es de uno, lo que pueda devenir de tanta presión… bueno desde luego que no será. Así, al toro por los cuernos y sea lo que Dios quiera.                   

lunes, 20 de marzo de 2017

COSAS NUESTRAS

Imprimir

A las 11 y media de esta mañana dábamos oficialmente la bienvenida  a la primavera de 2017. A partir de ahora, luego de los altibajos propios hasta la estabilización de la meteorología, disfrutaremos de días más largos, más llevaderos en cuanto a temperaturas y de más horas en la calle, porque si de algo podemos presumir en nuestro país es precisamente de eso, es decir, de que nos gusta la calle en todas sus formas y celebraciones, ya sea compartiendo un café o una copa en alguna terraza de las muchas que ofrece nuestra ciudad o en algún lugar en el que dialogar con los amigos. Por cierto, que el sábado recibíamos una enorme alegría justo cuando a la familia Piña, de manos  la Diputación provincial, recibía el premio que la distingue como empresa ejemplar de entre las establecidas en la provincia. Entre nosotros, el apellido Piña representa responsabilidad y empleo, innovación y empuje empresarial, decisión y empeño y, sobre todo, amor por nuestra ciudad y su futuro. Dejar constancia, por tanto, del orgullo que ha supuesto la concesión de esta distinción es lo menos que merece la familia Piña. Enhorabuena.

Otra felicitación para el Iliturgi club de fútbol, que, con paso y firme y decidido, arropado por sus directivos y con un grupo de futbolistas de primera línea, se ha aupado este fin de semana a la categoría superior. La idea propugnada por su presidente Juan Lucas García, apoyada por la junta directiva y el entrenador, de que sean solo deportistas de nuestra ciudad ha servido cuando menos para estabilizar la presencia de aficionados los días de partido, además de evitar algunos de los desproporcionados sueldos que percibían los más destacados. El nombre del Iliturgi aún mantiene fuera de nuestras fronteras un pasado glorioso de esplendor y de equipo ganador. Ahora comienza una nueva etapa de la que Andújar, su fútbol, puede recuperar parte de su buen nombre. El fútbol de nuestra ciudad no solo es su club, es decir, el Iliturgi, sino el Betis Iliturgitano y los equipos infantiles en los que se apoya el primer equipo para asegurarse larga vida en los campos de deportes. Ojalá no perdamos de vista la nueva filosofía que actualmente impulsa el fútbol local y seamos capaces de sentar las bases de lo que desde siempre ha debido el ser: gente de aquí para nuestro deporte.

Dependiendo de la evolución del tiempo, la organización de Andújar de Moda mantiene su calendario para los días 24, 25 y 26 de esta semana, es decir, el fin de semana completo. La fuerza con la que han irrumpido en el mercado de los desfiles le permite mantener la ilusión intacta y el proyecto vivo, por lo que nuestra ciudad y la comarca deben anotar en su particular agenda de acontecimientos el que organiza nuestro comercio como conjunto, que ha preparado una amplísima oferta en la que caben la práctica totalidad de ellos. Desde la moda a los complementos, pasando por calzado y bisutería. Toda la moda que se comercializa en nuestra ciudad el próximo fin de semana saldrá a la calle a verse las caras con los potenciales clientes, que esperan que este desfile les aclare las últimas dudas de las compras a realizar para días tan señalados como los que se nos vienen encima. Mientras tanto, suerte y a esperar que la climatología nos sea favorable para que todo salga bien.   


viernes, 17 de marzo de 2017

EL CINTURÓN DE SEGURIDAD Y SU IMPORTANCIA

Imprimir

De acuerdo con los datos técnicos que nos da a conocer la Dirección General de Tráfico, el uso del cinturón de seguridad reduce a la mitad el riesgo de muerte en caso de accidente. Se trata de un mensaje repetido casi hasta la saciedad, firmado por expertos de todo el mundo y compartido por todos los que de una u otra forma nos dedicamos al tráfico en alguna de sus etapas. De hecho, Tráfico  realiza permanentes campañas con el único objetivo de  convencer a los conductores u ocupantes de vehículos que todavía no hacen uso de este dispositivo de seguridad. En 2015, que es último año del que se tienen datos cerrados tanto de vías urbanas como interurbanas, ciento cincuenta y nueve personas fallecidas en accidentes de tráfico conduciendo o usando un turismo o una furgoneta no utilizaban el cinturón de seguridad en vías interurbanas. En las ciudades no hacían uso del mismo diecinueve de los setenta fallecidos. Con respecto a los heridos hospitalizados, el diez por ciento no utilizaban el cinturón de seguridad en el momento del accidente en el caso de las carreteras y en el catorce por ciento en los accidentes ocurridos en la ciudad. Con estos datos, se entiende que desde la Dirección General se dedique buena parte de sus esfuerzos precisamente a controlar a quienes no suelen usarlo sencillamente porque no quieren, sin que exista razón alguna que lo justifique.  Estos mismos usuarios, cuando son controlados, denunciados y multados, son los mismos que afirman con rotundidad y completo convencimiento que el trabajo de los agentes es exclusivamente el de recaudar.

Para los más intransigentes y decididos a mantener su no al uso del cinturón de seguridad, decirles que es obligatorio para todos los ocupantes de un vehículo, en cualquier trayecto y en cualquier vía. También que se trata de un elemento básico y fundamental de la seguridad vial y que su uso ha salvado miles de vidas. Por supuesto, protege tanto de salir despedido del habitáculo como de impactar contra el parabrisas. Sepan también que su uso en los asientos traseros es fundamental. De hecho, en caso de impacto frontal, la probabilidad de que un ocupante  de los asientos de atrás golpee mortalmente a otro pasajero de los asientos delanteros se multiplica por ocho. Es más, un choque frontal a 80 km/h sin llevar puesto el cinturón de seguridad, suele llevar aparejado la muerte o lesiones muy graves. En cuanto a los menores de edad de estatura igual o inferior a 135 cm que se desplacen en vehículo, además de viajar con el sistema de retención infantil adecuado a su talla y peso como la norma exige, deberán ir sentados obligatoriamente en los asientos traseros de los vehículos, con tres excepciones: cuando el vehículo no disponga de asientos traseros; cuando todos los asientos traseros estén ya ocupados por otros menores de las mismas características, y cuando no sea posible instalar en dichos asientos traseros los sistemas de retención infantil. Solamente en estos casos, los menores podrán ocupar el asiento delantero del vehículo, pero siempre utilizando el sistema de retención homologado a su talla y peso. Según el Reglamento de Circulación, los sistemas de retención infantil se instalarán en el vehículo siempre de acuerdo con las instrucciones que haya facilitado su fabricante, instrucciones en las que se indicará de qué forma y en qué tipo de vehículos se pueden utilizar de forma segura.

Llegados este punto, esperamos que a nadie se le ocurra no abrocharse el cinturón. Es tal su importancia, tales los beneficios que nos aporta en caso de accidente, que lo de menos debería ser si nos denuncian o no, porque de lo que se trata es, nada más y nada menos, que un elemento que incorpora nuestro coche y que hemos pagado religiosamente y que nos salvará la vida, seguro, en caso de colisión.   


jueves, 16 de marzo de 2017

PRONTO NOS QUEDAREMOS SIN SIERRA

Imprimir

Por fin, y después de infinidad de reclamaciones oficiales y de afectados, la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir se ha enfrentado con unas de sus responsabilidades en nuestra ciudad y estos días limpia los arroyos que desembocan en el Guadalquivir y que en tan mal estado se encontraban. Naturalmente, justo en estos puntos los trabajadores se han encontrado con todo tipo de elementos que demandaban su retirada para conseguir la fluidez que necesitan las aguas que recorren estos arroyos. Y cuando decimos todo tipo de elementos, queremos dejar claro que no solo se ha tratado de los matorrales propios de estos terrenos y sí de todo lo que nos sobra: lavadoras, frigoríficos, colchones, restos de muebles, neumáticos, etc. Se confirma, una vez más, que somos los mayores depredadores de la naturaleza, los más decididos y los que menos escrúpulos mostramos cuando de lo que se trata es de dañar el medio ambiente. ¿Para qué acercarnos al punto limpio y dejar allí lo que nos sobra si tenemos el arroyo más a mano? Que demos una imagen poco agradable a los demás no nos preocupa tanto como el mal que hacemos allí donde ponemos nuestros reales. ¿Ejemplos? Con solo darse un paseo por el camino viejo veremos de cerca la esencia misma del ser humano para hacerse daño a sí mismo, porque si no caemos en la cuenta de que este tipo de comportamientos finalmente nos pasarán factura a todos, mal asunto. Bien, pues el espectáculo está servido: camino infectado de restos de comida, plásticos, latas, cartones, cristales… Después de tantos años, de tantas denuncias, de tantos avisos de que hemos tocado fondo, de que la sierra no puede más, no faltan a la cita los que siguen usando sus caminos exclusivamente para mancharlos con sus detritus, con los vergonzosas huellas que dejan en la totalidad del recorrido.


Este fin de semana, de nuevo miles de jóvenes se pondrán en marcha en la madrugada del sábado con el objetivo de encontrarse con la patrona en su basílica-santuario y rendirle pleitesía. Peregrinos del Alba convoca y la respuesta es mayúscula, superando las tres mil personas y todas con el mismo interés e ilusión. El esfuerzo será lo de menos; lo que de verdad importa es arrodillarse en el templo y rezar a la patrona. En ocasión tan importante, en la que miles de almas de los más jóvenes tendrán la oportunidad de patearse el camino que antes miles y miles de peregrinos hicieron, conviene que la organización, que sabemos se empeña en el detalle con gran esfuerzo, y los propios protagonistas asuman su papel y no caigan en el error de manchar lo que no es suyo, porque recordemos que, en el campo, nosotros somos meros invitados y debemos comportarnos como tal, o sea, educados y respetuosos. El esfuerzo de las Administraciones en favor del mantenimiento de lugar tan salvaje como majestuoso es evidente que tiene un límite y que no siempre puede estar invirtiendo en las sucesivas recuperaciones a los que entre todos les obligamos. Los que por esos maravillosos caminos deambulamos, no caer en la cuenta de que somos ejemplo a seguir es perder la oportunidad de enseñar a quienes no tienen costumbre de cuidar el medio ambiente, por lo que, seamos de dentro o de fuera, tenemos contraída una obligación con la sierra que no necesita de contrato que firmar: mostrar en todo momento un comportamiento coherente y riguroso, y abandonar las compartidas costumbres de tirar al suelo lo que nos sobra, de lo que tenemos muestras más que de sobra y que han conseguido que el paisaje esté intervenido por nuestra propia basura.  Evidentemente, se trata de una manifiesta incultura medioambiental, pero es que o aprendemos pronto o no tardaremos en quedarnos sin sierra.